ISO 9001
Mi cuenta Acceso campus

Responsabilidad Penal

Responsabilidad penal.

El Código Penal establece diversos tipos penales en que puede incurrir el empresario al incumplir su deber de protección de la seguridad y salud de los trabajadores:

A) El delito contra la seguridad y salud en el trabajo tipificado en el art. 316 del Código Penal (CP) según el cual:

los que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”.

Se trata de un delito de riesgo y no de resultado por lo que no se exige la producción de un resultado dañoso.

 

B) Los delitos y faltas de lesiones y de homicidio , en función que se produzca, efectivamente, un resultado dañoso o lesivo:

 .-Delito de homicidio imprudente (art. 138 y 142 del CP)

.-Falta de homicidio (art. 621 CP)

.-Delito de lesiones (art. 147 CP)

.-Falta de lesiones (art. 617 y 621 CP)

.-Delito de aborto imprudente (art. 146 CP)

.-Delito de lesiones al feto (art. 157 y 158 CP)

.-Delito de revelación de secretos (art.199 y 200 CP)

.-Delito de denegación de auxilio (art. 195 CP)

.-Delito de acoso laboral (art. 173.1 CP)

 

Por otro lado, según el art. 318 CP;

cuando los hechos previstos en los artículos de este título se atribuyeran a personas jurídicas, se impondrá la pena señalada a los administradores o encargados del servicio que hayan sido responsables de los mismos y a quienes, conociéndolos y pudiendo remediarlo, no hubieran adoptado medidas para ello. En estos supuestos la autoridad judicial podrá decretar, además, alguna o algunas de las medidas previstas en el artículo 129 de este Código

 

Entre dichas medidas están la clausura de la empresa o sus locales con carácter temporal o definitivo, la suspensión temporal de sus actividades o de poder realizarlas en el futuro, la intervención de la empresa por el tiempo necesario, su disolución, etc.

Asimismo, debe recordarse lo que establece el art. 31 CP en virtud del cual:

el que actúe como administrador de hecho o de derecho de una persona jurídica, o en nombre o representación legal o voluntaria de otro, responderá personalmente, aunque no concurran en él las condiciones, cualidades o relaciones que la correspondiente figura de delito o falta requiera para poder ser sujeto activo del mismo, si tales circunstancias se dan en la entidad o persona en cuyo nombre o representación obre. En estos supuestos, si se impusiere en sentencia una pena de multa al autor del delito, será responsable del pago de la misma de manera directa y solidaria la persona jurídica en cuyo nombre o por cuya cuenta actuó”.

Las vías de inicio de un proceso penal pueden ser diversas:

a)Denuncia de los perjudicados.

b)Comunicación por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

c)Actuación de oficio de la Fiscalía o del Juzgado.

 

El procedimiento, se divide en dos fases:

  • Fase de instrucción:

El Juez de Instrucción abrirá Diligencias Previas y citará en calidad de testigo a quienes puedan aportar información sobre el caso, o como imputado a quienes puedan estar relacionados con la comisión de un delito o falta.

Concluida esta fase, el juez emitirá un auto donde decretará:

El sobreseimiento total o parcial: es decir, el archivo total de la causa, por estimar que los hechos no fueron constitutivos de delito, o el archivo para alguno de los imputados, cuya actuación no se considera delictiva.

La continuación del proceso mediante juicio oral para todos o parte de los imputados, a lo que se añadirá la calificación de fiscalía, fijando los delitos y las penas que se solicitan para cada uno de los acusados.

 

  • Fase de juicio:

Se celebrará el juicio oral, donde los acusados, denunciantes (si los hubiere) y el fiscal practicarán cuantas pruebas admita u ordene el juez para defensa de los mismos y enjuiciamiento de los hechos (periciales, declaración del Inspector de Trabajo y seguridad Social, testigos…).

Frente a la sentencia cabrá recurso de apelación.

El procedimiento penal puede llevar adjunta la reclamación de responsabilidad civil; es decir, la reparación económica de los daños y perjuicios causados a favor del perjudicado o de sus herederos.

Si se hubiera alcanzado un acuerdo indemnizatorio previo, el perjudicado o sus herederos, retirarán la denuncia penal.

En este caso, si nos hallamos ante una falta, el Juez deberá decretar el sobreseimiento, mientras que si se trata de un delito, podrá, a instancias del Fiscal, proseguir con el caso.

CONSIDERACIONES

1) La pena de multa consiste en la imposición de una sanción pecuniaria, por el sistema de días-multa, con una cuota diaria mínima de 2 y máxima de 400 euros para personas físicas, y de 30 a 5.000 euros para personas jurídicas. (Art. 50 CP)

2) La inhabilitación especial para la profesión ha de concretarse expresa y motivadamente en la sentencia, y priva al penado de la facultad de ejercerla durante el tiempo de la condena. (Art. 45 CP)
3) Respecto de la pena de prisión, destacar que si la condena no es superior a dos años de prisión y el sujeto carece de antecedentes penales, los jueces suelen suspender su ejecución, y por lo tanto, el condenado no ingresa en prisión. (Art. 80 CP)
Los antecedentes penales requieren sentencia firme de condena, y se cancelan a los 6 meses para penas de multa de 10 días a 2 meses, a los 2 años para las penas que no excedan de 12 meses y las impuestas por delitos imprudentes, y a los 3 años para penas de prisión de hasta 5 años; a contar desde el día siguiente al cumplimiento de la pena, o al que hubiera correspondido, en caso de suspensión. (Art. 136 CP)
Al margen de la posibilidad de suspensión, los jueces pueden acordar la substitución de las penas de prisión que no excedan de un año por multa o por trabajos en beneficio de la comunidad, y en los casos de penas de prisión que no excedan de seis meses, también por localización permanente. Todo ello, cuando las circunstancias personales del reo, la naturaleza del hecho, su conducta y, en particular, el esfuerzo para reparar el daño causado así lo aconsejen, siempre que no se trate de reos habituales, sustituyéndose cada día de prisión por dos cuotas de multa o por una jornada de trabajo o por un día de localización permanente. (Art. 88 CP)

4) En lo referente a la persona jurídica, al margen de la multa, pueden señalarse otras penas, como la disolución con pérdida definitiva de su personalidad jurídica, suspensión de actividades, clausura de locales y establecimientos, prohibición de realizar actividades, inhabilitación para obtener subvenciones, ayudas, beneficios o incentivos, y para contratar con el sector público, e intervención judicial.